Salud y Deporte

Cuatro consejos para recuperarte de un esguince.

By  | 

Una de las lesiones más frecuentes, tanto en el deporte como en la vida diaria, son los esguinces, y por ello hoy os traemos cuatro consejos:

1- Bajar la inflamación: la inflamación puede dañar más el ligamento y produce dolor, por lo que es importante eliminarla, y para ello, podemos realizar lo siguiente:

  • Aplicación de hielo envuelto en un trapito para no quemar la zona, durante 10 minutos varias veces al día.
  • Baños de contraste: sumergir la articulación en un recipiente de agua caliente durante 2 minutos, y medio minuto en agua fría. Repetiremos hasta que las aguas se templen y se realizará al menos tres veces al día.
Consejo recuperarte de un esguince: Bajar la inflamación
Consejo 1 para recuperarte de un esguince: Bajar la inflamación

2- Evitar inmovilizar la articulación (dependiendo del grado del esguince): es importante no dejar de mover en ningún momento la articulación por dos razones.

La primera es la necesidad de activar la circulación, tendones, músculos… para conseguir la  absorción del hematoma, y la segunda es el mantenimiento de la fuerza muscular, estabilidad y propiocepción, y para moverlo usaremos un vendaje funcional o un vendaje con kinesiotaping. 

Consejo recupersarse esguince
Consejo 2 para recuperarte de un esguince: Evitar inmovilizar la articulación

3- Trabajar la propiocepción: la propiocepción nos informa de nuestra posición en el espacio y nos ayuda a elaborar una respuesta para protegernos ante sus cambios.

Tras una lesión los propioceptores se alteran, por lo que si no se reeducan, es más sencillo que la lesión se vuelva a repetir.

Para ello realizaremos ejercicios específicos, aunque sin olvidarnos de que la propiocepción se está trabajando constantemente, en cada movimiento o postura que adoptamos, por lo que al realizar cualquier ejercicio ya los estamos trabajando.

recuperarte de un esguince:  Trabajar la propiocepción
Consejo 3 para recuperarte de un esguince: Trabajar la propiocepción

4- Tener paciencia, ya que cada esguince es distinto, así que debemos seguir las indicaciones del fisioterapeuta para el correcto tratamiento. Además es muy importante curarlo bien para evitar que el ligamento quede afectado y puedan producirse nuevos esguinces.

Si quieres aprender más con Únete a Sufisio Coruña, no te pierdas los artículos que tenemos en: https://noteaburras.es/author/uneteasufisio-com/

Silvia y Sonia son hermanas y fisioterapeutas colegiadas, en el caso de Silvia es monitora de yoga, pilates y stretching global activo. Sonia es monitora de yoga y pilates y ambas tienen un maravilloso centro en en Ronda de Nelle 130, bajo, A Coruña.

1 Comment

  1. zampatelmundo

    1 septiembre, 2019 at 9:00 am

    Muchas gracias por la info, a veces los tacones nos juegan malas pasadas
    Un saludo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: