Reflexiones

“1 de cada 3 alimentos producidos en el mundo acaba en la basura”. Aprender a no desperdiciar comida.

By  | 

Hace unas semanas tuve la gran suerte de conocer a dos mujeres extraordinarias con muchas ganas de cambiar el mundo y hacerlo mejor. Se trata de Mari Cruz Martín Redondo, coordinadora de la campaña Yonodesperdicio y Laura Martos Pérez, técnica de sensibilización de la campaña.

Su trabajo me dio que pensar, me hizo reflexionar sobre el desperdicio y las cifras que me dieron aún me hicieron creer más en su maravilloso proyecto. Me gustaría contároslo pero creo que es mejor que lo hagan ellas 😉

1.Cómo surgió la idea de yonodesperdicio.org?

La iniciativa de yonodesperdicio surge en Prosalus, una ONG española de cooperación internacional, con 30 años de trayectoria, especializada en el trabajo en los determinantes de la salud, principalmente alimentación, agua, saneamiento y educación para la salud. Desde hace muchos años, nos hemos ido especializando en el trabajo relacionado con el hambre, la seguridad alimentaria y el derecho humano a la alimentación. La mayor parte de nuestros proyectos de desarrollo en zonas rurales de Perú, Bolivia y Mozambique se orientan a conseguir que las comunidades mejoren su capacidad de alimentarse.

Durante la crisis alimentaria mundial de 2008 estuvimos muy activos y colaboramos con diferentes actores de la cooperación española y de Naciones Unidas en analizar la situación y hacer propuestas. Al analizar el problema del hambre vimos que hay muchas causas subyacentes, estructurales e interrelacionadas. Las pérdidas y el desperdicio de alimentos nos muestra que nuestro sistema alimentario no es eficiente ni sostenible, ya que  casi un tercio de los alimentos producidos en el mundo para consumo humano se pierden.

Este problema, que tiene importantes dimensiones e implicaciones éticas, económicas, ecológicas y sociales, interesa especialmente a Prosalus porque es una de las causas que contribuyen a agravar el problema del hambre en el mundo afectando a tres de los pilares de la seguridad alimentaria:

  • Implica una reducción de la disponibilidad global de alimentos para consumo humano.
  • Dificulta el acceso a alimentos de las poblaciones más vulnerables, por la subida de los precios de los alimentos que provoca el desperdicio.
  • Atenta contra la sostenibilidad a medio/largo plazo de la alimentación de las generaciones futuras.

Por eso nos parece fundamental sensibilizar acerca de este tema, generar conciencia y compromiso no solo en hábitos de  consumo sostenibles sino también para colaborar en la lucha contra el hambre.

Bolsa para no desperdiciar

Elementos para no desperdiciar comida y libro de trucos y recetas

2.¿Quiénes formáis parte de este proyecto? El equipo que hay detrás de esta maravillosa iniciativa.

Prosalus es la ONGD que conduce la iniciativa  Yo no desperdicio.

3.¿Cuáles son los objetivos de yonodesperdicio.org?

Queremos fomentar una ciudadanía comprometida con el desperdicio de alimentos y consciente de que los pequeños gestos suman y que desde nuestros hogares podemos hacer mucho para disminuir el despilfarro de comida. Cualquier persona se puede registrar como usuaria a través de un formulario muy sencillo, y empezar a compartir alimentos desde ese momento.

Gracias a esa mayor concienciación y compromiso por parte de la sociedad civil podremos conseguir una reducción del desperdicio en los hogares españoles, que es donde se produce el mayor desperdicio en España.

4.¿Ha sido muy difícil hacer realidad este proyecto? ¿A qué dificultades os enfrentáis?

Como sociedad todavía no somos conscientes de la cantidad de alimentos que desperdiciamos, y las consecuencias que tiene el despilfarro a nivel global. Esto hace que sea más complicado implicar a la ciudadanía en la lucha contra el desperdicio.

Además en España no está extendida la costumbre de compartir con personas desconocidas por lo que todavía hay un número notable de personas que no se animan a sumarse a iniciativas como la nuestra.

5.¿Creéis que las personas se comprometen lo suficiente para no malgastar o desperdiciar alimentos? ¿Y las empresas?

El desconocimiento de la sociedad sobre el impacto social y medioambiental que tiene el desperdicio de alimentos se traduce en que gran parte de la sociedad no es capaz de incluir hábitos de sostenibilidad en su día a día relacionados con el despilfarro de comida.

De todas formas, aunque queda mucho camino por recorrer para lograr el desperdicio cero,  empieza a haber una mayor concienciación por parte de la sociedad, y cada vez un mayor número de empresas asumen en su gestión políticas de sostenibilidad que incluyen la reducción del desperdicio.

6.¿Nos podríais dar algunos datos que os hayan impactado sobre el desperdicio de alimentos?

-1 de cada 3 alimentos producidos en el mundo acaba en la basura, mientras que 815 millones de personas son víctimas del hambre.

-Entre el 20% y el 40% de las frutas y verduras que se producen en Europa se tiran antes de llegar a las tienda por no ser “bonitas”. (hago un inciso para recordaros que hay una marca en el mercado que reutiliza esta fruta no tan bonita para convertirla en un snack de fruta deshidratada: Fruut).

-Si el desperdicio de alimentos fuese un país sería el tercer emisor en gases de efecto invernadero.

7.En la web hemos visto que hay una sección con trucos para evitar el desperdicio de comida. ¿Nos podrías indicar vuestros 3 trucos indispensables?

-El primer truco para evitar el desperdicio de alimentos es comprar de forma responsable, comprar solo lo que necesitamos sin dejar llevarnos por promociones u ofertas.

-El segundo imprescindible para una buena gestión de la nevera es congelar. Cualquier alimento puede congelarse, excepto algunas verduras o las patatas, y es una forma estupenda para conservar los alimentos durante más tiempo.

-Y como trucos más en la línea de lo que han compartido los usuarios/as en la plataforma nos encantan las croquetas y los batidos de frutas.

8.Hemos visto que estáis asociados con el reto del hambre cero, ¿nos podrías explicar en qué consiste este reto?

El Reto del Hambre Cero es un objetivo lanzado desde la Organización de las Naciones Unidas en el año 2012 y que pretende acabar con el hambre para el 2030 a través de cinco ejes de acción: hacer que todos los sistemas alimentarios sean sostenibles; aumentar un 100% la productividad y el ingreso de los pequeños productores; cero desperdicio de alimentos y pérdidas post-cosecha; que el 100% de las personas tengan acceso a una alimentación adecuada, durante todo el año; cero retraso en el crecimiento en niños y niñas menores de dos años.

9.¿Cuál creeríais que sería una buena forma de concienciar a las personas sobre la importancia de no desperdiciar?

Creemos que es importante explicar las consecuencias que tienen a nivel global nuestras acciones del día a día, entendiendo que cada uno/a de nosotros/as través de nuestros gestos cotidianos podemos promover un mundo más justo y equitativo. Y una de esas acciones puede ser reducir el desperdicio de alimentos en nuestras casas, cuando vamos a la compra o cuando salimos a un restaurante a comer o cenar.

10.¿Alguna cosa más que queráis compartir?

Como ya hemos mencionado todos/as podemos reducir el desperdicio de alimentos a través de nuestros patrones de consumo y acciones del día a día, que van a tener una repercusión positiva a nivel global.

Marketing and communications specialist, co-founder of the pr agency The Place to Be (www.placetobe.es) and adventures seeker.

7 Comments

  1. Unlugarsingular

    17 agosto, 2018 at 7:53 am

    En mi casa hacemos un gran esfuerzo por no tirar apenas nada, pero sí es cierto que se tiende a desperdecirar más de lo que deberíamos. Muchas gracias por el artículo.

    • patricia de la calle

      26 agosto, 2018 at 5:54 pm

      Muchas gracias a ti por tu comentario y por tener esa conciencia. Si ponemos todos de nuestra parte poco a poco podemos conseguir mejorar mucho 🙂

  2. zampatelmundo

    17 agosto, 2018 at 10:43 am

    Totalmente cierto y bastante vergonzoso que a estas alturas de la película seamos capaces de escuchar la cantidad de toneladas que cada año se tiran y hagamos oídos sordos.
    Yo personalmente no tiro comida, me parece una falta de respeto hacia el ser humano y el planeta.
    Enhorabuena por este post.
    Amanda

  3. Gastroactivity

    17 agosto, 2018 at 5:12 pm

    Hola,
    Un artículo interesantísimo. Yo a nivel local, en mi propia casa, jamás tiro nada de comida. Me parece una salvajada. Aprovecho absolutamente todo y aunque sobre una pizca de cualquier cosa, la conservo. Y algunas veces cuando me voy de viaje largo, congelo lo que me quede por la nevera.
    A nivel global y planetario es problema es abrumador. Tirar toneladas de fruta porque no son bonitas, es muy triste, con las necesidades alimentarios que sufren muchos países.
    Enhorabuena por el post.
    Un abrazo,

  4. Cris Opositora

    17 agosto, 2018 at 5:22 pm

    Hola, me parece súper necesaria esta información y proyecto. Lo que nos decían de pequeños de que la comida no se tira tiene que recordarse mucho a día de hoy.

    Cris Opositora

  5. David por Madrid

    17 agosto, 2018 at 5:56 pm

    Me parece una iniciativa súper necesaria e interesante!
    Gran post, me ha encantado.

  6. La Gastronófila

    26 agosto, 2018 at 2:02 am

    En casa somos muy de cocina de aprovechamiento. Comprar lo justo e ir siempre a la compra con el estómago lleno. Planificar las comidas, congelar y reutilizar todo lo que se pueda. Bueno para el medio ambiente, para ti y para tu bolsillo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: